Lo efímero

Siento predilección por  aquello que es efímero,  ¿por qué intentar alargar todo lo que tiene fecha de caducidad?  Si en el fondo es eso, que sea efímero, lo que le añade valor. “Sólo lo fugitivo permanece y dura”, escribió Quevedo. 

Una tormenta de verano, el olor a canela cuando estoy bebiendo un té, la paciencia con algunas personas, las mañanas de domingo en las que no hay nada que hacer, el último día de las vacaciones escolares, una taza de chocolate caliente, el momento en que descubres que vas a ser tía, el periódico del día, las primeras veces de las primeras cosas -la primera noche de fin de año fuera de casa, el primer viaje con amigos, la primera vez montada en unos patines en línea…., tantas primeras veces- y las noches que se alargan hasta ver el amanecer.

 

El amanecer. 

IMG_0052

Vendrán otros amaneceres, pero ya no serán este amanecer. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s