2 recetas saludables y sabrosas

Comienza una nueva sección en el blog,  La cocina. Me encanta cocinar y, sobre todo, probar nuevas recetas dándoles un toque personal

Hoy os traigo dos recetas perfectas para el otoño por sus ingredientes.

Un plato principal, que siempre os hará quedar bien: Risotto de calabaza. No sé si lo habréis probado antes, pero os aseguro que está delicioso. Estamos en temporada de calabazas y a mi me gustan muchísimo; además, si os digo que son muy saludables, bajas en calorías, con alto contenido en fibra, que la convierte en un alimento saciante, que aporta  vitaminas A, E y C, magnesio, calcio y potasio, os encantarán como a mi, y no dudareis en probar a cocinar este plato.

Ingredientes:  (para 4 personas)

  • 4 tacitas de arroz ( a poder ser, Carnaroli; si no, de grano corto)
  • Media cebolla
  • Un trozo grande de calabaza
  • 1 vaso de vino oloroso
  • 1 cucharadita de cúrcuma (opcional, no da sabor pero es muy beneficiosa para el organismo)
  • 1 litro de caldo de verduras o de pollo
  • Mantequilla
  • Queso parmesano rallado
  • Sal

Preparación:

En una cazuela rehogamos la cebolla cortada a trocitos; a continuación, añadimos la calabaza, también cortada a cudraditos pequeños, y con la cucharadita de cúrcuma pochamos durante unos minutos. hasta que la calabaza esté blandita. Añadimos el vaso de vino y esperamos a que se evapore el alcohol.


Mientras, tendremos el caldo en un cazo, al lado de nuestra cazuela, manteniendo el calor.

Añadimos el arroz y sofreímos durante un par de minutos. Echamos dos cucharones de caldo y esperamos a que el arroz absorba el líquido.


Iremos añadiendo poco a poco todo el caldo, mientras el arroz va haciéndose, sin dejar de remover. Así estaremos unos 16 minutos, hasta que nuestro caldo se haya agotado y el arroz esté en su punto:  ha de quedar meloso. Probamos, y rectificamos de sal si fuera necesario; añadimos a continuación un poco de mantequilla cortada en trozos y 4 cucharadas de queso parmesano, aproximadamente.


Podéis decorar con algunas hojas de albahaca fresca.

En segundo lugar, una Mantequilla de cacahuete. Es una receta sencilla y versátil. Una vez la tengamos preparada, lo que no nos llevara más de 15 minutos, la podremos usar en lugar de la mantequilla de origen animal en nuestras recetas de postres, para tomarla con tostadas en desayuno o merienda, o añadiéndola a la fruta- las manzanas, por ejemplo-, lo que hará más fácil a niños y no tan niños comer fruta a diario. No lleva nada de azúcar, tan sólo cacahuetes,  que son ricos en aminoácidos, potasio, hierro y fósforo, además de tener un alto contenido de vitaminas B1, B3, B5 y E. Así que lanzaros sin miedo a esta receta, porque estamos ante uno de los frutos secos más saludable. Pero como indica la prudencia, la ingesta debe ser moderada, sobre todo en personas con sobrepeso, pues se trata de un alimento rico en grasas. Y  aunque se trate de grasas “buenas”, el número de  calorías es elevado.


Tan sólo necesitaremos cacahuetes y un procesador de alimentos, batidora o picadora.


Yo compro los cacahuetes sin pelar, pero ya tostados. La mantequilla puede hacerse también con cacahuetes crudos, aunque queréis tostarlos, sólo será necesario ponerlos en una bandeja de horno e introducirlos durante unos 10 minutos.

La cantidad de cacahuetes dependerá de la necesidad de cada uno. Conservando la mantequilla en un tarro de cristal esterilizado y bien cerrado os durara un mes en la nevera.

Yo esta vez utilicé muy poca cantidad, pues es la que necesitaba para una receta de bizcocho.

Colocamos los cacahuetes en el procesador de alimentos/picadora/batidora… y comenzamos a picar. Necesitaremos un poco de paciencia,  pues se tarda unos diez minutos en obtener la textura deseada. Hay que parar de vez en cuando para bajar la masa que se va quedando en las paredes de la picadora, con una espátula, y volver a picar hasta conseguir una mantequilla cremosa y suave. No es necesario utilizar ningún liquido, tan sólo paciencia y tiempo; batiendo la mantequilla llegaremos a la textura deseada.

 


Podéis dejarla así o añadir, como yo hago, canela.

 

Y hasta aquí el primer post de cocina en el blog.

¿Os han gustado las recetas?. Espero que os animéis a prepararlas y me contéis el resultado.

¿Qué otras recetas os gustaría ver en el blog?

                                                                  Muy pronto, mucho más.

 

Anuncios

One thought on “2 recetas saludables y sabrosas

  1. Suena delicioso, me encanta el risoto,nunca lo he hecho pero ésta podría ser la primera vez.
    Estaría bien alguna receta que incluya la mantequilla de cacahuete.
    Me gusta mucho esta entrada, recetas sanas,sencillas,ricas y rápidas, ¿qué más se puede pedir?. Saludos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s