5 healthy breakfasts

Este post contiene uno de esos temas que tanto me habéis pedido, ideas de recetas y de alimentación. Obviamente no soy una experta, pero como sabéis me encanta la cocina y la alimentación en general, por lo que invierto mucho tiempo en buscar recetas y estudiar los alimentos que puedan ser más sanos. Pero no soy una loca de la comida sana y jamas me veréis repetir algo que no me haya gustado; lo pruebo, en ocasiones con olerlo me es suficiente, y si no me gusta lo aparto de mi nevera para siempre. Es por eso que nunca os recomendarè un smothie con alcachofas, porque lo he probado y no fui capaz de dar el siguiente sorbo, por muy sano y muy de moda que esté.

Así que, sin más dilación, hoy os traigo 5 recetas de desayunos saludables y que os aseguro que me gustan y tomo con frecuencia. Espero que os animéis a alternarlos con el café con bizcocho o tostada con aceite, y así hacer vuestros desayunos más completos.

1.- TOSTADA DE AGUACATE

El aguacate es una fruta rica en fibra, vitaminas, magnesio y potasio. Además contiene grasas saludables, que ayudan a controlar el colesterol. Reduce los accidentes cerebrovasculares y protege contra el cáncer. Muchos de vosotros pensaréis: ¿aguacate en el desayuno? Pues sí; como he dicho antes, se trata de una fruta y además muy versátil. A mí, como más me gusta es en tostada, cortado a láminas finas, con zumo de limón por encima y aderezado con  semillas de chia y sésamo tostado.

Foto 1-5-17 11 00 23

2.- PANCAKES DE AVENA

¿Quien no ha desayunado las famosas tortitas americanas con caramelo, nata o chocolate alguna vez?. Realmente no parece muy saludable, y así no lo es, pero si variamos la receta y utilizamos avena en lugar de harina, y mermelada de limón como salsa, haremos una versión mucho más sana e igualmente deliciosa.

Ingredientes para unas 6 unidades:

  • 1 huevo
  • 3 cucharadas de harina de avena ( un truco: moler en la picadora un vaso de copos de avena, que son más fáciles y baratos de encontrar).
  • una cucharada de miel.
  • una cucharadita de canela.
  • jengibre en polvo.
  • media cucharadita de levadura ( opcional, los dejará más esponjosos)

Con un poco de aceite, embadurnamos una sartén pequeña y comenzamos a hacer nuestras tortitas.

Como acompañamiento, miel de limón y frambuesas.

Foto 4-6-17 18 19 37.jpg

3- TOSTADAS CON MANTEQUILLA DE CACAHUETES.

Como ya os conté no hace mucho, esta mantequilla es una opción saludable para sustituir a la de origen animal. Los cacahuetes  son ricos en aminoácidos, potasio, hierro y fósforo, además de tener un alto contenido de vitaminas B1, B3, B5 y E, por lo que este desayuno se convierte en saludable, y os aseguro que muy sabroso. Aquí os dejo la receta.

Foto 13-5-17 8 21 07.jpg

4.- CLOUD EGGS.

Los famosos “huevos nube” que triunfan en Instagram, inundado nuestro muro de recetas diversas.  Mucho más vistosos y sanos que un huevo frito de toda la vida, hacen nuestro desayuno completo y saludable al añadirle alguna fruta.

Y para darte el último empujón, si es que lo necesitabas, te diré que es muy sencillo prepararlos.

Separa la clara de la yema, reserva la yema en un plato o vaso evitando romperla. Monta la clara a punto de nieve, colócala en un montón al que darás forma de nido, sobre una bandeja forrada con papel de horno. Hornéala durante unos 4 minutos a 200º, vigilando que se quede un poco doradita, saca la bandeja y coloca la yema en el huequito del nido que habías formado. Una pizca de sal y romero, y de nuevo al horno durante 3 minutos más, aunque esta segunda parte depende de ti y de cómo te guste de cuajada la yema.

En esta ocasión, yo hice una tostada, coloqué láminas de aguacate y puse el cloud egg encima. Podéis machacar el aguacate con zumo de limón y untar una tostada, o colocar un tomate laminado. Cualquier otra versión quedará bien, porque el huevo es uno de los alimentos más versátiles que existen.

Foto 11-5-17 22 12 39.jpg

5. SMOTHIE DE FRESA.

Un batido de fresas de toda la vida. Hay días en que con el calor del verano no apetece tomar nada a primera hora, en los que encender el horno o colocar las tostadas en la tostadora y pensar  qué ponerles encima ya nos parece cansado. Para esos días, éste es el desayuno perfecto, fácil, rápido y muy nutritivo.

  • un puñado de fresas lavadas y cortadas por la mitad.
  • medio plátano ( un truco: congelado, el batido será más cremoso y no necesitaréis hielo).
  • un puñado de pistachos.
  • una cucharadita de miel (opcional: no le pongo azúcar, es mi manera de endulzarlo).

Todo a la batidora/licuadora.

Un vaso o jarrita bonito, y a disfrutar de la mañana.

Foto 1-5-17 19 07 22.jpg

Espero que os hayan gustado estas ideas. Si probáis alguna de estas recetas, no dudéis en comentarme qué os han parecido. Y si tenéis otro desayuno sano y delicioso… ¡¡explicadme la receta!!

Si os gustan estos post, suscribiros y los  recibiréis en vuestro email.

                                               Muy pronto, mucho más.

Anuncios

2 recetas saludables y sabrosas

Comienza una nueva sección en el blog,  La cocina. Me encanta cocinar y, sobre todo, probar nuevas recetas dándoles un toque personal

Hoy os traigo dos recetas perfectas para el otoño por sus ingredientes.

Un plato principal, que siempre os hará quedar bien: Risotto de calabaza. No sé si lo habréis probado antes, pero os aseguro que está delicioso. Estamos en temporada de calabazas y a mi me gustan muchísimo; además, si os digo que son muy saludables, bajas en calorías, con alto contenido en fibra, que la convierte en un alimento saciante, que aporta  vitaminas A, E y C, magnesio, calcio y potasio, os encantarán como a mi, y no dudareis en probar a cocinar este plato.

Ingredientes:  (para 4 personas)

  • 4 tacitas de arroz ( a poder ser, Carnaroli; si no, de grano corto)
  • Media cebolla
  • Un trozo grande de calabaza
  • 1 vaso de vino oloroso
  • 1 cucharadita de cúrcuma (opcional, no da sabor pero es muy beneficiosa para el organismo)
  • 1 litro de caldo de verduras o de pollo
  • Mantequilla
  • Queso parmesano rallado
  • Sal

Preparación:

En una cazuela rehogamos la cebolla cortada a trocitos; a continuación, añadimos la calabaza, también cortada a cudraditos pequeños, y con la cucharadita de cúrcuma pochamos durante unos minutos. hasta que la calabaza esté blandita. Añadimos el vaso de vino y esperamos a que se evapore el alcohol.


Mientras, tendremos el caldo en un cazo, al lado de nuestra cazuela, manteniendo el calor.

Añadimos el arroz y sofreímos durante un par de minutos. Echamos dos cucharones de caldo y esperamos a que el arroz absorba el líquido.


Iremos añadiendo poco a poco todo el caldo, mientras el arroz va haciéndose, sin dejar de remover. Así estaremos unos 16 minutos, hasta que nuestro caldo se haya agotado y el arroz esté en su punto:  ha de quedar meloso. Probamos, y rectificamos de sal si fuera necesario; añadimos a continuación un poco de mantequilla cortada en trozos y 4 cucharadas de queso parmesano, aproximadamente.


Podéis decorar con algunas hojas de albahaca fresca.

En segundo lugar, una Mantequilla de cacahuete. Es una receta sencilla y versátil. Una vez la tengamos preparada, lo que no nos llevara más de 15 minutos, la podremos usar en lugar de la mantequilla de origen animal en nuestras recetas de postres, para tomarla con tostadas en desayuno o merienda, o añadiéndola a la fruta- las manzanas, por ejemplo-, lo que hará más fácil a niños y no tan niños comer fruta a diario. No lleva nada de azúcar, tan sólo cacahuetes,  que son ricos en aminoácidos, potasio, hierro y fósforo, además de tener un alto contenido de vitaminas B1, B3, B5 y E. Así que lanzaros sin miedo a esta receta, porque estamos ante uno de los frutos secos más saludable. Pero como indica la prudencia, la ingesta debe ser moderada, sobre todo en personas con sobrepeso, pues se trata de un alimento rico en grasas. Y  aunque se trate de grasas “buenas”, el número de  calorías es elevado.


Tan sólo necesitaremos cacahuetes y un procesador de alimentos, batidora o picadora.


Yo compro los cacahuetes sin pelar, pero ya tostados. La mantequilla puede hacerse también con cacahuetes crudos, aunque queréis tostarlos, sólo será necesario ponerlos en una bandeja de horno e introducirlos durante unos 10 minutos.

La cantidad de cacahuetes dependerá de la necesidad de cada uno. Conservando la mantequilla en un tarro de cristal esterilizado y bien cerrado os durara un mes en la nevera.

Yo esta vez utilicé muy poca cantidad, pues es la que necesitaba para una receta de bizcocho.

Colocamos los cacahuetes en el procesador de alimentos/picadora/batidora… y comenzamos a picar. Necesitaremos un poco de paciencia,  pues se tarda unos diez minutos en obtener la textura deseada. Hay que parar de vez en cuando para bajar la masa que se va quedando en las paredes de la picadora, con una espátula, y volver a picar hasta conseguir una mantequilla cremosa y suave. No es necesario utilizar ningún liquido, tan sólo paciencia y tiempo; batiendo la mantequilla llegaremos a la textura deseada.

 


Podéis dejarla así o añadir, como yo hago, canela.

 

Y hasta aquí el primer post de cocina en el blog.

¿Os han gustado las recetas?. Espero que os animéis a prepararlas y me contéis el resultado.

¿Qué otras recetas os gustaría ver en el blog?

                                                                  Muy pronto, mucho más.